domingo, 1 de septiembre de 2013

A vueltas con el motor

Bueno, el que nos siga más o menos, a estas alturas ya sabe que tenemos algún problemilla con el motor. En principio parecía un tema de que se ajustasen los segmentos que habíamos puesto nuevos, y había que darle tiempo. Además de eso teníamos una pérdida aceite que ya comentamos y otra que yo creía que era por la salida del colector de escape. Ya me comentó Miguel que no podía ser por ahí, pero a mi me parecía que sí. Total que hoy, desmonto el colector de escape para echarle un sellador de juntas, quito el termostato (recomendación de Miguel) y arranco el motor para ver que va todo bien. También había limpiado todos los restos de aceite para poder comprobar. Lo subo de vueltas, espero unos minutos y de nuevo buceo con la linterna por dentro del motor para ver si fuga por algún lado, y de repente..... o, no!! lo veo...Está perdiendo aceite por la junta de la culata...ufff sin saber mucho de motores esto no pinta bien.
Se lo comento a Miguel y ahora parece que todo encaja. Cuando hicimos aquel viaje a Laredo para ver si nos arreglaban la alineación del eje, al sacar el barco del agua no cerramos el grifo de fondo, así que el circuito se vació parcialmente y luego al volver al agua se quedó descebado y la bomba no fue capaz de meter agua. En ese momento el motor se llevó un calentón. No le dimos importancia porque fueron escasos tres minutos, pero...parece que esa es la causa de todos nuestros problemas de motor.
Hay momentos que el motor nos desespera, he pasado más horas con él que con las velas y otras cosas del barco, y parece que la cosa no termina aquí.
Después del pánico y tremendismo inicial, llega lo de siempre, que es: buscar soluciones. Y las hay. Serán más o menos costosas pero intentaremos solucionarlo. De momento podemos seguir navegando, eso sí, cada dos horas paramos el motor y comprobamos niveles y fugas. Ahuma mucho pero funciona bien, no ha fallado en ningún momento del viaje.
La solución la buscaremos en Canarias, con más tiempo. Parece que será cambiar pistones, segmentos, camisas y junta de culata del motor. Hemos mirado el precio de las piezas en USA y son 500 €, aquí en Europa puede llegar a ser el doble, luego habrá que sumar mano de obra....
No todo es alegría, estas cosas forman parte del viaje, y estamos seguros que acabarán siendo anécdotas para contar. De todas formas estamos bien, unidos y felices.

1 comentario:

Cas Trito dijo...

Ánimo chicos!!!! Sois los mejores. Encontraréis la solución seguro.