martes, 23 de septiembre de 2014

Flotamos? Flotamos!!


Por fin  el Mola està en el agua, más elegante que nunca con flamante patente azul marino. Recién pintado, pulido y engrasado, todo a punto para seguir navegando. Nada más echarlo al agua hemos comprobado que no entrase agua por la bocina ni por el grifo de fondo del motor. También hemos comprobado que el motor funciona correctamente,, así como la marcha atrás que últimamente nos daba problemas; era a causa de una de las 3 palas que estaba atascada y no quedaba en su posición correcta al dar marcha atras, por lo que dos funcionaban correctamente y ésta hacia justo lo contrario. Tras desmontarlas, limpiarlas y engrasarlas hemos podido comprobar al hacer la maniobra de salida de la marina que ahora va niquelado! Así que ya en el agua nos vamos.... A fondear a 200m!!! No es muy lejos, no, pero este pequeño cambio de perspectiva es un cambio sustancial en nuestra calidad de  vida.... No es lo mismo dejarse mecer por el mar que estar en seco rodeado de obras ruido y polvo. Y sobretodo estamos a salvo de los terroríficos mosquitos!!! Además aunque aún quedan ñapas por hacer ( NUNCA terminan) como por ejemplo poner parches al dinghy que tiene un flotador pinchado, ya no son vitales de necesidad y se pueden hacer en cualquier sitio y cualquier momento... Sin prisa... Pero sin pausa. Ahora estamos centrados en el parte meteorológico. En primer lugar, tenemos una travesía de 50 millas de aquí a Monjes del Sur. Y después debemos encontrar una buena ventana meteorológica para partir hacia Cabo de la Vela y Sta Marta después. Esta última travesía que vamos a dividir en dos etapas ( Monjes-cabo de la vela y cabo de la vela- Sta Marta) puede convertirse en una travesía realmente dura sí no se buscan buenas condiciones, por varios motivos: la aceleración del  viento típica de los grandes cabos, la poca profundidad del mar que crea un oleaje incómodo y la existencia de una cadena montañosa ( la sierra nevada) muy cercana a la costa con cotas de hasta 5000m que provoca fenómenos locales. A eto hay que sumarle un tráfico marítimo bastante intenso y la desembocadura del río Magdalena, que suele arrastrar sedimentos y troncos a alta mar. Esta es la teoría, así que como nuestro principal objetivo es navegar seguros, minimizaremos riesgos buscando una buena meteo. Pero  bueno, vamos paso a paso... Lo primero es ir a Monjes, sitio que nos despierta mucha curiosidad. Parece que son dos islotes venezolanos en los que habitan nada más que un grupo de militares que se van turnando cada mes. Por lo que nos han contado otros navegantes suelen ser muy amables, y les gusta recibir visitas.... Y cervezas. Además también hemos oído que la pesca es espectacular....a  ver que pasa!!! Ya os iremos contando. Por cierto, el teléfono satélite está activo de nuevo, así que podéis mandarnos mensajitos.... Ya sabéis que nos encanta!!! Abrazos flotantes!!
P.D: no es que todo lo que pudimos en la entrada anterior que teníamos que hacer lo hayamos ventilado en un día.... Es que esa entrada se escribió hace más de una semana!! Pero el wifi funciona de aquella manera....
A puntito.....
El timón de nuevo en su sitio


 
Liberandose
Y aquí estamos ahora fondeados, pegaditos a la marina
Poniendo parches al dingui
Cuscús de verdura: mamis, comemos bien

1 comentario:

corto_maltes dijo...

¡Qué bien ha quedado!. Enhorabuena chicos, por el trabajo y porque reanudéis el viaje. Y qué pena no habernos visto en Santander. Un beso
Alvaro.