jueves, 1 de diciembre de 2016

PRECIPITACIONES.

Lúa ya camina. Como puede volar así el tiempo?
Lúa es nuestra pequeña, que ya tiene 13 meses. Lúa, la que vino de Star Island en San Blas.

Pero vamos a coger un boli bic, la cinta, y rebobinemos un poco....  para ver lo que ha pasado en este ultimo año y medio

En mayo del 2015 dejamos el Mola definitivamente en manos de su nuevo propietario, Ben, y anduvimos mochileando por Panamá, Costa rica y Nicaragua (si, Lilú ya estaba a bordo)
después regresamos a España, y en Santander,  con la de luna llena de octubre, nació Lúa.

Desde entonces hasta ahora,  entre Cantabria y Asturias, nos hemos dedicado a construir una casa (con la inestimable ayuda del padre de Edu) a trabajar, y a cuidar y disfrutar de nuestra canija....hemos hecho muchas cosas....excepto dormir!! aisssssssss 
También hemos dedicado mucho tiempo a pensar en nuestros dos años en el mar. una vez en tierra, con un cambio tan radical de vida, lo que queda en el recuerdo, lo que permanece una vez que el cerebro hace la criba natural de lo vivido, no es más que una sensación de plenitud, de felicidad absoluta y de libertad. Desde luego hubo momentos malos o duros, pero en el recuento final, no son más que muescas que ayudan a dar la forma perfecta definitiva. Desde que pusimos un pie en tierra tuvimos claro que queríamos repetir la experiencia (hacia el 2018???), porque aquello forma ya irremediablemente una parte básica, un pilar,  de nuestra manera de pensar y vivir. y cuanto más pasaba el tiempo, más claro teníamos que necesitábamos que fuese pronto, antes de que Lilú tenga que ir al colegio y se complique la cosa. 
Así andábamos,  mirando ocasionalmente webs de barcos para ver si aparecía un candidato para llevarnos a una nueva aventura, (ya nos habíamos marcado nuevo objetivo:  octubre 2017.) cuando todo se precipitó a mediados de septiembre.
En esas fechas recibimos la visita de Oli, nuestro querido y gran amigo,que venia desde San blas (Panamá) para ver a su madre, en Bélgica y a nosotros aquí. su visita hizo explotar la pólvora que ya teníamos en la cabeza, hubo una alineación de planetas, y, a las cenas hablando de nuestras aventuras en San Blas juntos, se le unió la llegada de los primeros días otoñales fríos y lluviosos que nos hicieron añorar aun mas aquellas latitudes, y que nos obligaron a pasar las tardes encerrados en casa mirando candidatos para ser el nuevo Mola Mola.....total, que apareció un barco en Guadalupe que cumplía requisitos, ardió toda la pólvora y a principios de octubre Edu estaba volando a las Antillas para verlo.....
Así q todos los planes cambiaron, y lo que se preveía para un futuro un poco más lejano, de pronto, estaba muy muy cerca...(siempre hemos dicho que los planes están para cambiarlos)
Es una sensación rara porqué aún no le he visto, solo por fotos, y no me acabo de creer que sea nuestro barco,nuestro Moli, aun no lo sentimos así....pero nos queda poco mas de un mes para ir a su encuentro y esto vuela....comienzan los preparativos!!!! y se multiplican las ganas!!! 

Y aquí estamos, a finales de noviembre de 2016, con una bebita que ya anda y un nuevo Mola Mola esperándonos en el Caribe para disfrutar la vida. Auuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu


(Pd: por si os pica la curiosidad, el nuevo Mola Mola es un beneteau oceanis 411.)
(Pd: y si, se va a llamar Mola Mola; porque Mola Mola no es el barco, es el espíritu de la manada!)


estos dias se precipitó todo, Lua, Netita y el tio Oli

creo que se lo que está pensando....

MANADA!


En Indonesia

casina

frangipanis en Indo





4 comentarios:

yusimy Izaguirre Martinez dijo...

Os deseo todo todos los buenos vientos del caribe y que nos sigáis enseñando cual es el verdadero sentido de la vida.

yusimy Izaguirre Martinez dijo...

Os deseo todo todos los buenos vientos del caribe y que nos sigáis enseñando cual es el verdadero sentido de la vida.

madrileños dijo...

"Se cumplen todos mis sueños . Soy adulta.Me ahogo en la realidad. Mis pasos ya no son anónimos, ya no saben andar sobre el mar. Aunque luchen. Mis brazos ya no saben volar. Ya no me reconozco, me he olvidado. Me gustaría volver, pero ¿hacia quien?. Todo me duele.¡Siento un ansia terrible de mi misma!Cuando duela-porque dolerá- yo sé hacia quien volver. A la que soy allí. En esa isla.

y parece que ya duele......

nos alegramos y entristecemos


Y Lua tiene la escuela ma´s grande de la Tierra.

Os queremos.

Manada madrileña

Daniel Tribaldos dijo...

Preciosa niña, que va a ser de las mas felices del mundo con sus padres navegando en un velero por el gran azul, mucho animo, suerte y felicitaciones.