lunes, 13 de febrero de 2017

Toma de contacto

Por fin, reunidos.
Edu se fue a Guadalupe el 5 de enero a buscar el nuevo Mola. Días después, se  reunió con Elias en Martinica, y entre los dos se ocuparon de ir poniendo a punto el barco, entre otras cosas, sacarlo del agua en Tyrrel Bay y lijar y pintar la obra viva para nuestra llegada en febrero. ( muchas gracias Elias, te lo curraste mucho!!)
 El viaje Santander-Madrid-París- Martinica se hizo largo, más aún con Lúa, pero gracias a la colaboración familiar (Papá, Mamá, Paula,Amor, Pablo, Sofi, ÁngelaS y Dani) todo fue más llevadero.
 Qué ganas de encontrarnos!! Qué ganas de deshacernos de calcetines y zapatos!!
Llevamos aquí 10 días, hasta ahora con Elías, Dani y Ángela.  Y. al igual que sucede en tierra, el cuidado de un bebé es más liviano cuando lo realiza una “tribu” que en solitario, la supervisión  tiene que ser constante,  porque se suma el riesgo de caer al agua, aunque hemos minimizado mucho ese peligro, ya que tenemos una red perimetral y está todo bastante blindado para evitar sustos.  Por lo demás Lúa parece que se adapta bastante bien. Como a cualquier bebé, le gusta estar en pelotucas y jugar con el agua,  dice” chao chao!” A cada barco o dinghi que pasa, y si en casa oía la palabra “calle” y ya estaba en la puerta con el abrigo y con el gorro dispuesta a salir (lo mismo que neta con su correa) aquí hace lo propio pero con el chaleco salvavidas para ir al dinghi, porque sabe que significa ir a la playa y ver “nenes”.
Ahora que las visitas se han ido, tenemos que ver que tal nos lo montamos para navegar con Lúa. Pensamos que necesitamos algún método para mantenerla sujeta y a salvo mientras nosotros hagamos la maniobra de fondeo o trimemos las velas. Tenemos alguna idea, pero se aceptan propuestas/experiencias sobre el tema.
Por lo demás, el nuevo Mola Mola es suuuuuper cómodo, muy grande!  nos gusta mucho.  Solo queda ir navegando y haciendo millas para poder confiar en él como confiábamos en el otro Moli, a muerte!! Pero eso será muy poco a poco, porque si el ritmo es lento en el Caribe, con un bebé…más!
Por ahora disfrutamos del baño de salitre, sol y endorfinas que supone estar de nuevo en el mar, juntos.

(P.D: Neti, te echamos de menos, mucho, muchísimo!!! En breve nos reunimos los 4)




el MOla desde el cielo...

....bajo el agua....

....y a ras de agua


después de la paliza de viaje, amanecemos en el Mola



Fort de france








Accras imprescindibles!!

Ñapa eterna....la antena y la luz de fondeo


Añadir leyenda






Anse d¨arlet





reencuentros....nos conocimos en 2014 en Chatam, nos encontramos en San blas  en 2015 y ahora de nuevo en martinica!!

jorge, de luarca



5 comentarios:

Anónimo dijo...

Bea estaria bien una silla como la que se utiliza para llevar a los bebes en bicicleta es facil de fijar a cualquier tubo y es segura.

Daniel Tribaldos dijo...

Otra opcion es una silla infantil de coche, bien atada o sujetada.
Y mucho cuidado con los portillos y tambuchos, que hay una caida importante.

Podeis preguntar Marc y Judith de sailingtourspanama.com o "No quiero morir sin dar la vuelta al mundo" en Facebook, que tiene experiencia en navegaciones con su niño Aleix, ya que el suyo ya es mas mayor.

Saludos y cuidaros familia.

roser inthenait dijo...

Pero qué guapa está esa niña!!! qué envidia me dáis! besucos a todos!!

mola mola dijo...

Muchas gracias por las ideas. La silla de coche es lo que teníamos en mente, estamos intentando conseguir una!!Un saludo

Daniel Tribaldos dijo...

Yo os las daria pues yo tengo la Maxicosi y dos sillas infantiles de coche guardadas en casa, de cuando los niños eran pequeños, pero supongo que Madrid os queda un poco mal para recogerlas.
Pero lo dicho si las quereis os las regalo.
Saludos, Daniel.