sábado, 25 de febrero de 2017

una mala noche la tiene cualquiera....

Hace unos días tuvimos nuestra primera experiencia con huéspedes en el barco. Habíamos recibido visitas de  familia y amigos, pero era la primera vez que lo hacíamos como “curro”.Nos anunciamos  hace tiempo en airbnb dónde ya teníamos un anuncio de la Postoca, por probar, no queremos hacer de esto nuetsro trabajo y dedicarnos al chárter, pero bueno, es una experiencia más, te da la oportunidad de conocer gente (en el anuncio especificamos que vamos con un bebé y que nos dirigimos especialmente a familias, en primer lugar porque dudamos que una pareja o alguien que viaje en solitario tenga ganas de pasar las vacaciones con bebe ajeno ;) y en segundo lugar porque a Lúa le encantan los “nenes”  y es una oprtunidad para relacionarse) y además, nos aporta un dinero extra que en un barco siempre viene bien, xq siempre hay  gastos “extras” inesperados.
Así que nuestros primeros inquilinos fueron 3 americanos que recogimos en Martinica, pasamos aquí la noche y al dÍa siguiente navegamos a Sta lucÍa y les dejamos allí. La verdad es q eran encantadores y fue muy fácil estar con ellos, además, fueron muy cariñosos con lúa. para nosotros también fue una experiencia positiva, nos gusta que haya sido corto porque quizás con la peque si son muchos días puede hacerse agotador, pero así, estuvo perfecto.
Después volvimos a navegar hasta Martinica para pasar unos dias descansando en Anse d´arlet, pequeño y pintoresco pueblo en el que estamos a gusto. Justo al lado de la bahía de anse dárlet, hay una pequeña ensenada donde también se puede fondear, y que es aún más tranquila y con el agua muy transparente, así que decidimos fondear allí esta vez, que aunq esta un poco más alejado del pueblo, es aun factible acercarse en dingui si es necesario.
En el parte metereológico vimos que venía un viento del suroeste, raro para esta época en la que predominan los alisios, vientos constantes del este, pero bueno, no le dimos mayor importancia, pensamos “se levantará un poco de ola y ya”. Que ilusos! Más bien, que poco precavidos!! Xq sabemos que lo que al final pasó, podía pasar, pero preferimos pensar que no iba a ser para tanto….y creo q con el barco siiiiiempre hay q ir a lo seguro ( me gusta el dicho: “si crees que hay q tomar un rizo, es qya debia estar tomado!!” Creo que lo representa perfectamente) a las 2 de la tarde comenzó a rolar el viento y veiamos como se acercaba una gran nube negra de chubasco. Llovió bastante y aunque los vientos que lo acompañaban no fueron muy fuertes, eran   suroeste (como ya sabiamos…) lo que deja el fondeo totalmente desprotegido del resguardo de la isla. (como normalmente el viento sopla del este, la navegación y los fondeos siempre son en la costa de sotavento)

Empezó a formarse un mar con olas bastante grandes (para estar en un fondeo) y seguidas, que convirtió un sitio paradisiaco en un pequeño infierno. El barco pegaba pantocazos que parecía que se iba romper la cadena del ancla, y se balanceaba, menudo meneo! Además el cielo se oscureció tanto que parecian ya las 7 de la tarde.Edu y yo estabamos mareados, a punto de vomitar, tuvimos que tomar biodramina; lúa como si nada. Además también estábamos preocupados por si garreabamos, xq al cambiar el viento, ahora la popa nos quedaba hacia la costa. Estábamos tan mal, que no se nos ocurrió levantar el ancla y navegar 15 millas hacia el “cul de sac” de le marin a buscar refugio. Bueno si se nos ocurrió, pero a las 5 de la tarde, cuando ya solo quedaba una hora de luz, y desechamos la idea xq esa costa esta plagada de boyas de pescadores y navegar de noche supone tener  un lio, literalmente. Asi que ahí nos quedamos, aguantando como pudimos, sin apenas pegar ojo en toda la noche…por la mañana bien pronto, nos fuimos de allí, aunque  ya todo había pasado .

el Mola a punto para recibir a los huéspedes

Greg, Jessica y Anna

en Sta lucía

con las letras del MOla MOla recien puestas


vendedor de fruta ambulante de  Sta LUcía


Sip, es real

navegando de vuelta a Martinica



Añadir leyenda

la cadena en Chaudelier, antes de que se volviese un infierno

la grumetilla arrimando el hombro

en chaudelier




chubasco y rolada. encerrona.

chaudelier momentos antes
y al día siguiente como si nada...


1 comentario:

roser inthenait dijo...

Pues vaya susto! Menos mal que tenéis una niña todoterreno. Me encanta leeros las crónicas. Muchos besos! Y también de parte de Sonso besines (que como ella no se conecta la pongo yo al día - por cierto, que está en el hospital desde hace unas semanas...no está muy bien).