viernes, 17 de enero de 2014

de la cama al timón

Aprovechando que vamos a bajar un archivo metereológico, ahí va esta entrada tempranera desde 15º51.9'N y 42º33'W a las 06:33 UTC. Rumbo 270. Velocidad 5 nudos. Viento del E de 25 nudos.
Duermo durante mi guardia cuando el ruido del génova flameando me despierta. En un segundo arriba. Mientras me coloco el arnes con la línea de vida antes de salir, ya de un vistazo vemos que el piloto de viento a perdido el rumbo. En la bañera, suelto las escotas del piloto a la caña y gobierno el barco para ponerlo otra vez a rumbo. Ya estamos con 25 nudos y rachas de 30. Una vez puesto el barco a rumbo, le conectamos el piloto eléctrico, que siempre está preparado para entrar en acción.
Está claro que el viento ya es demasiado fuerte para ir con el tangón tan largo, sería mejor acortarlo un poco y bajar algo de trapo del génova que ya de por sí está bastante enrollado. Para hacer la maniobra con seguridad, eso implica quitar el tangón, plegarlo un poco más y volver a colocarlo. Bea tiene prácticamente prohibido ese tipo de trabajos en la proa de noche  y con malas condiciones a no ser que sea estrictamente necesario. ASí que, enrollamos génova, posamos tangón en cubierta y mientras tanto subimos el tormentín que siempre está preparado, así el barco sigue navegando y con buen gobierno. Una vez arriba el tormentín, nos ocupamos del piloto de viento y rápidamente lo ponemos al cargo del timón otra vez (vamos casi en popa redonda), el barco camina a cinco nudos, así que hasta que amanezca nos conformamos con este ajuste y quizás así se quede durante el día, por que según la meteo que tenemos todavía el viento nos dará una vuelta de tuerca más. Ahora mismo las rachas son de más de 30 nudos y la mar se va poniendo fea en consecuencia. Dentro del barco...pues empieza un poco la batidora, pero es muy gestionable. Pensamos hacer el desayuno aunque sea un poco acrobático. A Bea le ha empezado a doler un poco la cabeza, esperemos que sólo sea cansancio y no una migraña de esas que le dejan pa llá.
HOy sobre las dos de la mañana hemos hecho las 1000 millas, y creo que mañana pasaremos el ecuador de la travesía. Vamos chicos!!!
Esperemos que mejore un poco la meteo, serán un par de días...de todas formas como dice el refrán "nunca choveu que nun parase".
Abrazos moviditos para todos

1 comentario:

Enrique Frances dijo...

brother, sister and dog:

sigo vuestro diario al día. Sois los más grandes.