jueves, 16 de enero de 2014

el meneito

Seguimos rodeados de agua en el 15º54'N y 41º27'W a las 18:13 UTC, día 16 de enero de 2013.
Noveno día en la mar. El viento es de 20 nudos del ENE (70º) y la mar se va levantando conforme sube el viento. Llevamos una velocidad de 6 nudos y vamos con la configuración mágica de tangón telescópico, un poco de génova y piloto de viento al gobierno del barco. Hay nubes bajas, poco visibilidad y el sol sólo se ha colado en las horas centrales del día.
A partir de ahora esperamos que haya menos cambios de vela. En teoría si sube el viento (es lo previsto con vientos de mas de 25 nudos para mañana y pasado) enrollamos un poco más de génova, si baja sacamos un poco mas. Este sistema nos permite navegar si queremos en popa redonda, así que el rumbo no debería ser un problema ahora. Lo incómodo son las olas. Cada cierto tiempo viene una un poco cruzada, golpea el barco, lo escora y derrapa de popa. En unos segundos retoma rumbo y vuelve a cabalgar como si gravitase.
Obviamente te acostumbras, pero el cuerpo debe de hacer unos cuantos movimientos por segundo para compensar este meneito, y seguro que viene más.
Esta mañana mientras Bea escribía la entrada, yo me he dedicado a un poco de mantenimiento del barco: engrasar alguna mordaza de driza que se estaba quedando un poco dura, revisión de cáncamos, poleas y engrase al piloto de viento y el timón. Todo parece estar bien, pero está claro que tiene que estar sufriendo un buen desgaste. Esa es la razón de navegar con el pié bastante levantado. Ahora mismo con este viento podríamos apretarle las tuercas a este caballo y caminar mucho más, pero...queremos ser conservadores y si sacamos una media de 5,5 nudos está muy bien.
Ya hablamos abordo de que día llegaremos. Nuestros cálculos nos ponen en Guadalupe el día 25 sábado, pero todavía queda mucho camino, un poco más de la mitad.
Nos gusta está dinámica que hemos cogido todos de interaccionar con el blog. Nosotros escribimos y estamos pendientes de vuestros mensajes y vosotros nos escribís y estáis pendientes de las publicaciones.
Creo que sabéis el proceso, pero nosotros no lo colgamos en internet. Esto va así: tenemos un teléfono satélite (cortesía de mamá) que nos permite enviar por internet mensajes muy muy pequeños, así que nosotros escribimos aquí en la mesa de cartas la entrada y le mandamos el mensaje a mi hermano Dani. Él es el centro de operaciones. Está pendiente a tope de nosotros, en cuanto recibe el mensaje nos manda un ok de confirmación por sms gratuito y acto seguido lo cuelga en el blog para que lo podáis leer todos. Ya nos han llegado comentarios de Ángela, diciéndo que Dani recibe llamadas cuando se retrasan las entradas. También nos manda mensajes con comentarios de la gente del blog para mantenernos al día, y nos ayuda con cualquier gestión o cosas que tengamos que hacer en España y que obviamente no podemos en persona. Dani eres un crack!! no podíamos imaginar mejor soporte de tierra. Gracias mil, te queremos. Ánimo con la lesión y no te chutes mucho relajante muscular que eso engancha.
Bea me ha pedido que os diga que está contenta de saber que varios de los mayores depredadores que conoce (José, Dani, Chus, Tato) la hayan animado e incluso le hayan confesado que ellos a veces han sentido lo mismo, con el tema de los peces. También se ha sentido muy cerca de Luchi con la historia que le ha contado hoy.
Abrazos y seguir mandando mensajes!!!

1 comentario:

Fernando - Andua dijo...

¡¡¡ Diooossss,
no hay tregua !!!
Otra publicación, esto seguro que es malo o pecado, lo digo por que como gusta, pues eso...je je je

Ya veo que tenéis un montón de seguidores y gente preocupada por vosotros.
Buen invento lo del móvil satelital.
Un saludo.