jueves, 16 de enero de 2014

DIAGNÓSTICO

Buenos días desde 15º 54.010´N y 40º 41.514´W, navegamos rumbo 270º a una velocidad de 6.3kt gracias a un viento de 20kt del ENE. Son las 10:47 UTC, 7.47 zulú.

A las 3 de la madrugada bajamos mayor y atangonamos génova, y desde entonces navegamos así, ahora mejor porque hay más viento que anoche(20 nudos versus 13)A los mandos el piloto de viento.

La noche ha sido buena, esperabamos una luna espectacular pero la mayoría del tiempo...ha brillado por su ausencia, escondida tras las nubes; Aún asi, su resplandor iluminaba la superficie del agua, habia una brisa suave y cálida y nosotros estamos en mitad del atlántico, solos, oyendo deslizarse al mola y respirando el que probablemente sea el aire más puro que hayamos respirado nunca, que más se puede pedir?
NADA.

He estado leyendo mucho ultimamente, todo lo que aparecía por el kindle, bueno, malo o regular, y tambien libros impresos que tenemos en el mola.
Quiero poneros un texto, del libro, "Aqui yacen dragones" de Fernando León de Aranoa. NO es un libro para devorar, de esos que enganchan con sus intrigas, si no que es un libro para degustar, para saborear con tranquilidad, es delicioso! Gracias a mi primo Carlos San Julián por recomendarmelo, y a Ángela, por su eficaz búsqueda y por regalarmelo. Ahí va:

DIÁGNOSTICO

Entiendo cómo se siente, la angustia que quizás ahora, en los primeros minutos, sepa controlar pero que a buen seguro se hará con usted, con su cabeza, y acaso rompa la tranquilidad de su hogar, de los suyos. No es fácil. No es fácil, con esa información en la mano, ser el que fue hasta ahora: salir a la calle, enfrentar la rutina, los bares de siempre, los mismos bancos, los saludos. No es fñácil compartirla con sus seres queridos. Imagino sin dificultad cómo se sentirá su esposa cuando se lo diga; busque el momento, la manera. He consultado con colegas, prestigiosos doctores que no han podido sino confirmar mi dictamen. No hay medicación, tratamiento o prescripción que pueda cambiar el desenlace. Del mismo modo se que no hay palabras que yo pueda pronunciar ahora que vayan a hacerle sentirse mejor. No hay fórmulas. Sólo puedo recomendarle que busque la proximidad de los suyos, como el soldado herido en combate busca a sus compañeros en la niebla. Que se rodee de aquellos que le quieren, que les quiera, que se lo diga tantas veces como sienta la necesidad de hacerlo. No tema a las palabras: son pequeños milagros y cómo tales obran, si acertamos a articularlas en el momento exacto, no siempre es fácil.Elimine lo superfluo, dedique el tiempo a aquello que realmente merece la pena: sea egoista. Piense en usted. Y no tome decisiones. No las tome ahora, concédase un tiempo. No es fácil escuchar un diágnostico así, no hay estudios, ni viajes realizados, ni consejos que te preparen para escucharlo. No nos preparan. NOs preparan para estudiar, para tener hijos, nos preparan para trabajar aquí o allá, para amar y para olvidar después. Pero a la luz de los síntomas que nos ha referido en sus visitas del doce del dos y del quince del tres, realizadas cuantas pruebas se han considerado necesarias, y a tenor de los resultados de las citadas pruebas, análisis, punciones, radiografias y biopsias, me veo en la dificil obligación de comunicarle que le queda a usted toda la vida por delante.


Y así, 113 delicatessen. os lo recomiendo.


LLevamos 908 millas, nos quedan 1188.  No hemos llegado al ecuador de la travesía, creiamos que estos momentos en los que todavía no ha empezado la cuenta atrás, si no que estamos aún en la "cuesta arriba" serían los más duros psicológicamente. Nada más lejos de la realidad; veremos cómo nos va en los próximos dias, pero por ahora estamos muy a gusto, cada vez entendemos mejor lo que el barco nos pide, lo comentamos un poco previamente, lo decidimos y las maniobras fluyen sin necesidad de hablar. Cuando es necesario ir a proa, a poner el tangón o cambiar vela, Edu va alli y yo me quedo manejando las drizas y las escotas en bañera; cuando se trata de ir al palo, a tomar rizos por ejemplo, yo me encargo del palo y Edu de la bañera. Además reina el buen humor, parece que estamos colocados, de mar, de libertad, o no se de que...pero nos echamos unas risas, de las de llorar. Y la risa es energía, como el viento y el sol. (y el amor)

Sobre lo de los peces de ayer, no me siento mal por el hecho de pescarlos, se que es para comer, que es buen alimento (riquísimo) y que además con este tipo de pesca no estamos haciendo ningun mal al ecosistema marino, ni se inmuta, no se ve afectado para nada, lo sé. Simplemente siento pena a la hora de matarlo, mucha pena. no lo puedo remediar. Y creí que no era necesario porque, excepto uno, todos los dias desde que salimos hemos comido una vez al día, o incluso dos veces, dorado, así que por un día de comer pasta no pasa nada!! (gracias Jose, mi depredador favorito, por intentar consolarme!!)

Del Antull no tenemos más novedades, hasta que que ahora al enviar este mensaje podamos recibir el suyo, a la tarde informaremos sobre los mojameros mayores. Antonio y Toñi, a pesar de no tener frigo, ayer cenamos bonito del que embotamos con cebolla pochadita y pimientos asados XXL "made in chichi" que fue glorioso. Lo catareis y sabreis porque los pimientos son XXL cuando nos alcanceis!!

PD: tambien he leido un libro "Doctor en Irlanda" que me ha hecho acordarme mucho, mucho de mi padre, y de los compis del centro de salud de Saja...qué buenos tiempos y cuanto aprendí con vosotros!!


besos y abrazos para tod@s los que nos leeis y nos mandais mensajes, aún queda mucha travesía por delante, que no decaiga!!


(Luchi, me encantan!!)

1 comentario:

Fernando - Andua dijo...

Me interno nuevamente en una publicación vuestra...es un pequeño vicio que tengo (hablar con alguien que está navegando lejos).
Creo que es muy comprensible tu compasión hacia los peces, matar no puede ser nunca agradable, aunque sea un pez para comer.
Es fantástico que sigáis tan animados a escribir, por lo que veo si un día me descuido el trabajo se me acumulará.
Llevad buen viento.